Los perros son seres que desean continuamente comunicarse. Seguramente, lo habrás visto en tu mascota. Hablamos de los movimientos de su cola, los cuales pueden darte muchas pistas a la hora de expresar sus sentimientos o necesidades. ¿Alguna vez te has puesto a pensar qué quiere indicarte tu perro cuando tiene la cola entre las patas o cuando la mueve de un lado a otro? A continuación, vas a aprender a interpretar cada uno de ellos.

La cola del perro: cómo se comunica contigo a través de sus movimientos

Recuerda que su cola juega un papel fundamental para ellos, es una de las partes más expresivas de su cuerpo. En algunas ocasiones, los mismos movimientos de su cola pueden ayudarles a secretar feromonas, hormonas que se transmiten a través del olor, para comunicarse con otros perros (por ejemplo, para atraerse sexualmente). ¿Cuáles son los movimientos más comunes?

Movimiento de un lado a otro

Si ves a tu perro que mueve la cola muy rápido, de un lado a otro, puede tener dos significados muy distintos: excitación o felicidad. Seguramente, habrás visto este movimiento cuando llegas a casa. Es uno de los más fáciles de identificar.

Debes considerar que si el perro mueve la cola pero a una velocidad lenta, podrías estar ante un perro preparado para atacar. En estos casos, suele tener las orejas echadas hacia atrás e incluso, en algunas ocasiones, puede estar mostrando los dientes. Lo mejor es que lo alejes del perro o de la persona a la que quiere atacar.

Movimientos en círculos

Si tu perro levanta la cola y empieza a hacer pequeños círculos en el aire, entonces estás ante un perro que desea mostrarte su alegría. No lo ignores, juega con él.

Levanta la cola en tensión

Es probable que tu perro se sienta tenso si deja la cola al mismo nivel que su cuerpo, con la pelvis muy quieta, sin apenas realizar movimiento. Puede ser que esté atento a alguna señal que le haya llamado la atención.

Cola baja, con movimientos cortos

Si la cola se coloca entre las patas y realiza incluso movimientos muy cortitos, puedes estar ante un perro con tensión emocional en su máximo esplendor. En muchas ocasiones, puede sentirse asustado e incluso puede llegar a aullar. Esto sucede, por ejemplo, ante una tormenta.  Así, puede buscar tu protección.

Cola relajada

Es en este punto es cuando su estado de ánimo se encuentra equilibrado, siempre que esté separada de las patas. Enhorabuena, tu perro se siente a gusto y en paz.

Educación del perro: imprescindible para una buena convivencia

En muchas ocasiones, se necesita a un adiestrador o educador canino para determinar la conducta de perros más difíciles. No hagas caso omiso a sus gestos, ¡ellos quieren comunicarse contigo! Y, aunque algunos movimientos puedan ser más importantes que otros, debes intentar considerar todos para mejorar tu relación con tu perro.

Aprender a comunicarte con los perros es algo mágico. Por eso, también puedes adquirir productos ideales para favorecer tu vínculo con ellos, como pueden ser los juguetes. ¿Te animas a visitar nuestra web especializada en tus mascotas?