¿Tu perro se va parando cada dos por tres cuando lo sacas a la calle? Si lo hace por olfatear, estás ante un hecho totalmente natural e incluso relajante para él. Si no lo hace, deberías preocuparte. Quizás haya una enfermedad psíquica subyacente. A continuación, te damos las razones para dejar que tu perro vaya olfateando durante el paseo.

Por qué debes dejar a tu perro olfater durante el paseo

¿Sabes que los perros tienen un olfato más desarrollado que el del humano? Concretamente, cuentan con un sentido olfatorio 1.000 veces más eficaz que el nuestro. De este modo, pueden compensarlo con otros sentidos no tan desarrollados, como el de la vista o el tacto.

En este sentido, cabe afirmar que el perro puede detectar cómo es su alrededor gracias a su olfato. A través de los 200 millones de receptores que existen en el interior de su hocico pueden detectar información muy valiosa.

En muchas ocasiones, los perros utilizan su mismo olfato para trazar un mapa olfativo muy preciso de su entorno. Y, por supuesto, este lo utilizan para identificarse y para ser identificados. Por ejemplo, el hecho de oler cada esquina les ayuda a descubrir quién ha marcado territorio ahí.

En cierto modo, necesitan su olfato para relacionarse con su alrededor y, en consecuencia, para ser más felices. Imagina que no te dejaran oír o ver al permanecer en la calle durante un día, sería frustrante, ¿verdad? Lo mismo ocurre con los perros cuando no permites que olfateen durante el paseo.

Lo que está claro es que si un perro no olfatea, puede ser síntoma de estrés, nerviosismo o ansiedad. Eso sí, debes considerar que existen razas que tienden a olfatear con mayor frecuencia que otras. Por eso, se han entrenado a perros San Bernardo para localizar personas en la nieve o a labradores como perros policía. Cada raza tiene sus particularidades.

¿Puede ser peligroso para la salud de tu perro?

Siempre que sigas el calendario de desparasitación no tiene por qué haber peligro alguno. Mantén limpia a tu mascota en la medida de lo posible y no dejes que acerque su hocico a los excrementos.

Lo recomendable es llevar a tu perro a sitios nuevos, limpios de excrementos y en plena naturaleza con el fin de que pueda dar rienda suelta a su olfato.

Activa a tu perro con una actividad para olfatear durante el paseo

Si quieres mejorar tu conexión con tu fiel amigo prueba a realizar esta sencilla actividad: sujeta bien a tu perro con la correa y lánzale unos trocitos de comida a unos cuantos metros de ti. Deja que primero los olfatee y después, tras decir “busca”, suéltalo para que pueda ir a por la comida.

Poco a poco, ve complicando la actividad. Intenta lanzarlos a más distancia, siempre cumpliendo con tus órdenes. Al final, prueba a esconder la comida en un sitio algo resguardado, comprobando si es capaz de encontrarla con solo utilizar su olfato.

Está claro que tu perro necesita olfatear. Por tanto, permite que tu perro vaya olfateando durante el paseo y echa un vistazo a nuestra tienda online mientras lo hace.

imagen