¿Cómo saber si mi gato está en celo? Créeme, lo sabrás. Durante esa fase, el animal estará sometido a una revolución hormonal que le hará tener ciertos comportamientos. Es importante que sepas cuáles son las señales de un gato en celo, para que puedas comprenderle y atenderle mejor durante esa fase.

Cuáles son los signos de gatos en celo

Como te decíamos, es una época un poco excepcional para tu mascota, porque las hormonas hacen de las suyas y le obligan a un comportamiento distinto del habitual. Aprendamos cuáles son esos signos que te permitirán darte cuenta de que tu mascota está en época de celo.

En principio, tienes que saber que los signos de gatos en celo no son los mismos para las hembras que para los machos.

El celo en la gata

No importa si durante el resto del tiempo tu gata es muy arisca. Durante la época del celo, estará tremendamente cariñosa contigo. Demandará mucho tu atención y tus caricias y querrá estar todo el tiempo contigo.

También la verás echarse boca arriba y revolcarse. Aprovechará para lamerse los órganos sexuales, que en esta fase se hincharán mucho. Tenderá a comer menos, por lo que puedes ofrecerle comida más apetitosa, por ejemplo alguna lata de comida húmeda.

Pero quizá existan dos costumbres que, durante estas fechas, te resultarán más incómodas. La primera es que la gata no parará de maullar a un volumen muy alto. En realidad está pidiendo que la atienda un macho.

La segunda cuestión es que no parará de marcar territorio con orina. Bueno, en realidad orinará fuera de la caja para esparcir feromonas que lleguen a un macho. Durante esta fase, la orina de la gata tendrá un olor muy ácido, como a amoniaco. Habrá que esperar a que pase el celo para que vuelva a la normalidad.

El celo en el gato

El celo en los gatos macho no tiene fechas concretas. En realidad ellos solo reaccionan cuando las gatas lanzan su reclamo. Digamos que un gato macho estará receptivo siempre, desde el momento en que alcanza su edad adulta.

Eso sí, lo orinará todo. Ya sabes, son animales muy territoriales y lo harán fuera y dentro de casa. En cuanto noten la presencia de una gata en celo querrán salir tras ella y, si no quieres que salga de casa, ya puedes cerrar bien puertas y ventanas, porque seguro que intentará escaparse.

Luego, una vez en la calle, se volverá más agresivo y peleará con otros gatos por la misma hembra. Él querrá ser un macho alfa para la gata.

En cualquier caso, debes comprender que el celo en los gatos es una cosa natural. De todos modos, si no deseas que tu gata se quede preñada o quieres que tu gato esté más tranquilo, puedes optar por la esterilización.

Si no quieres estar todo el día pensando, ¿mi gato está en celo? Acude al veterinario y haz que lo esterilicen. Los animales estarán tranquilos y tendrán una mejor salud. Recuerda que si tu gata pare, es tu responsabilidad.

imagen