Uno de los cuidados felinos más reseñables es el relativo al cuidado de las uñas. Es cierto que la mayoría de gatos no necesitan que les cortes las uñas. Ellos ya disponen de ciertos mecanismos innatos para limárselas de forma natural. Sin embargo, está muy extendido cortárselas o incluso realizarles una manicure. ¿Qué pros y contras existen con respecto a estas prácticas?

Cortar las uñas de gatos, ¿hacerlo o no?

Primero, debes entender cómo es la estructura de las uñas de gatos. Estas se componen de dos partes: la parte queratinizada y la pulpa de la uña. En las capas profundas se encuentran las terminaciones nerviosas y los vasos sanguíneos. Lo curioso es que sus uñas son retráctiles, pueden esconderlas o hacerlas visibles cuando las requieren. De este modo, por lo general no llegan a tocar el sueño con las uñas.

Aunque muchos gatitos pueden ser tiernos, tienen unas poderosas armas en sus patas. Las uñas son sus herramientas fundamentales para sobrevivir, ya sea en casa como a la intemperie. Así, las uñas les permiten cazar, marcar territorio haciendo sus rasguños o incluso liberar feromonas con tan solo afilarlas.

Por qué sí recortarles las uñas

Algunas enfermedades de las uñas pueden alterar la salud de tu gato. Por ejemplo, los hongos o las uñas encarnadas pueden generar un intenso malestar en tu felino. Al cortar las uñas prevendrás determinadas patologías.

Por otro lado, muchos defienden este acto por contribuir a establecer una mayor conexión con tu felino. En cierto modo, se defiende la manicura o limar las uñas con el fin de evitar rasguños profundos en el mobiliario de tu hogar o, incluso, para prevenir que te transmita alguna infección.

Algunos recomiendan cortarles las uñas siempre que no salgan en exceso de casa. Eso sí, es preferible que solo cortes las puntitas con extremo cuidado. Si llegas a la pulpa, puedes tocar algún vaso sanguíneo y terminación nerviosa.

Por qué no cortar las uñas de tu felino

Existen otras corrientes que dicen que no es realmente necesario cortar las uñas, al demandar una técnica muy precisa. De hecho, una mala técnica puede llegar a amputar el último huesecito de su garra.

A su vez, se argumenta que no se aportan beneficios a corto plazo, sino que es posible provocar un trastorno al felino. Además, para los gatos arañar es muy importante, dado que les ayuda a mantenerse activos y a afilar sus uñas.

Cabe destacar que muchos gatos pueden volverse agresivos al cortar sus uñas. De alguna manera, podríamos asemejarlo con hacerles desistir de sus herramientas defensivas. Además, las uñas son símbolos de belleza para los animales.

En cualquiera de los casos, recuerda que en muchos países está prohibido cortar las uñas de los gatos. Lo mejor es educar al felino para que no dañe el mobiliario y no se muestre agresivo. Adquiere productos como un bonito rascador para que pueda liberar sus ganas de arañar en el hogar.

¿Qué opinas de cortar las uñas a los gatos? En nuestra tienda puedes hallar diversidad de productos que te ayudarán a mantenerlas en buen estado. Visita nuestro catálogo para cuidados felinos.

imagen