Es el siamés un gato muy popular que seguramente podrás reconocer a primera vista. Con un porte más que elegante, es uno de los felinos más conocidos. Es una raza muy cariñosa y afectuosa, por lo que no dudará en darte cariño a todas horas.

Características del gato siamés

¿Sabías que su historia se remonta en Asia? Se dice que su origen tuvo lugar hace más de 500 años. Entre las características de los gatos siameses destacan sus características físicas peculiares. Cabe destacarte que existen dos tipos de variantes dentro de esta raza: el siamés tradicional o thai y el gato siamés moderno.

Inicialmente, destacan sus característicos ojos azules en ambas variantes, con su mirada penetrante y misteriosa.

El gato siamés tradicional tiene las orejas de base ancha con los extremos más afilados. Tiene un cuerpo esbelto y una cabeza bastante redondeada. Su cola es puntiaguda y sus patas son delgadas.

El gato siamés moderno tiene una fisionomía distinta. Su cuerpo es más estilizado y su cabeza no es tan redondeada, sino más angulosa. Su hocico es fino y tiene un porte musculado.

Otra de las características de estos gatitos es que suelen tener la cara bañada en un color grisáceo, al igual que sus orejas. El cuerpo suele ser de un color blanco o beige.

Personalidad del gato siamés

Es un gato que destaca por su inteligencia. De hecho, puedes adiestrarlo para poder pasearlo con la correa. Eso sí, esto no significa que pueda adiestrarse igual que un perro. Podemos decirte que el siamés es un gato algo “caprichoso”, que tiene sus propios deseos en ocasiones.

Le gusta mostrarse afectuoso con su dueño y necesita que su propietario se entregue a él. Le gusta jugar y se muestra bastante activo.

Por otro lado, se podría decir que es el gato ideal para aquellos que antes no han tenido felinos como mascota, ya que es bastante tranquilo.

Cómo cuidar al gato siamés

Es clave tener juguetes y estaciones de juego con estantes y árboles para que estos felinos puedan trepar y poner a prueba sus habilidades. Como se ha dicho, les encanta jugar.

¿Qué hay de su pelo? Debes considerar que un buen cepillado es imprescindible, especialmente para que estos gatos se relajen y disfruten de sus momentos de aseo.

Por otro lado, destacarte que el siamés tiene un maullido ruidoso, aunque se puede adiestrar con facilidad. Las hembras en celo sí que emiten un maullido más complicado de educar. No obstante, no hace falta que tengas muchísimo espacio para poder criarlo. Puede vivir en un piso pequeño, llevando una vida totalmente plena.

Por lo general, tener un gato siamés es sinónimo de tener un gato sano, que suele vivir por muchos años (algunos llegan incluso a los 20 años).  

En resumen, los gatos siameses son atléticos, generosos, cariñosos e inteligentes. Disfrutan con la compañía humana. Es importante que siempre lo eduques con constancia y firmeza para inculcar la disciplina desde edades tempranas. Lo mejor es que adquieras productos de nuestra tienda para que puedas facilitar sus cuidados. ¡Es el siamés un gato perfecto para ti!

imagen