Una de las formas más claras de saber que tu mascota se siente amenazada es a través del bufido de gato. Sin embargo, los felinos domésticos poseen un amplio abanico de recursos para expresar sus emociones. Te ayudamos a identificar por qué bufan los gatos.

Razones de los bufidos de los gatos

Los mininos utilizan un lenguaje corporal muy variado y una gama muy completa de maullidos. A través de estas señales, el gato nos avisa de situaciones y estados de ánimo que le perturban.

Uno de los recursos vocales más habituales es el bufido de gato. Estos felinos toman aire y lo expulsan por la boca con furia, logrando emitir esa especie de pequeño rugido tan reconocible. Debes saber que un gato puede bufar por diversas razones.

Comprueba qué hay detrás de un bufido

Es cierto que lo más común es que un bufido sea la manera en que la mascota avise de que se siente molesto. Puede ocurrir cuando lo acaricias en un momento en que no le apetece o cuando intentas tenerlo en tu regazo y él no lo desea. Es su forma de decirte que le dejes en paz.

No obstante, puede estar advirtiéndote de cuestiones más serias, desde cuestiones psicológicas hasta problemas de salud. Por ello, resulta primordial que aprendas a distinguir por qué bufa tu gato.

¿Agresividad o enfermedad? Qué hacer si mi gato bufa

Detrás de ese sonido, se esconde una situación incómoda para tu mascota. Es fundamental que averigües si lo emite un animal asustado, vulnerable o dolorido, sin descartar que pueda ser un signo de agresividad.

En cualquier caso, sean cuales sean las razones de los bufidos de los gatos, castigar al animal en ese momento no servirá de mucho. En realidad, puede contribuir a empeorar la situación y alterar más a un gato que ya está intentando avisar de que algo le está sucediendo.

Lo más sensato es que le des un poco de independencia mientras intentas descubrir cuál es la razón por la que ha emitido ese sonido. Piensa que, si se trata de una señal de agresividad, irá acompañada de un lenguaje corporal muy característico: animal preparado para saltar, orejas rectas y hacia atrás, boca abierta mostrando los colmillos, etc…

Si está sometido a cambios recientes, también puede verse afectado su comportamiento. Cambiar de casa, traer otro animal al hogar, renovar el mobiliario… los gatos son muy sensibles a estas alteraciones de su entorno, que se traducen en miedo y confusión.

En caso de que tu gato fuera muy mimoso y ahora no puedas acercarte a él, si incluso te bufa antes de cogerlo, valora la posibilidad de que tu mascota esté padeciendo una enfermedad que le provoque dolor. Lo mejor es llevarlo al veterinario para que descarte cualquier tipo de dolencia.

En conclusión, estas son las principales razones que sustentan el bufido de un gato. Es importante que sepas descifrar las señales para que la mascota esté cómoda. Si deseas encontrar todo lo que precisas para estos adorables felinos, puedes pasarte por la sección que les dedicamos en Interzoo.

imagen