¿Los perros sudan?

 

Nuestra mascota corre, juega y hace múltiples actividades físicas, pero nunca hemos visto ninguna gota de sudor en su cuerpo. Entonces ¿Es cierto o no que los perros sudan?

Durante muchos años, se han creído todo tipo de mitos, como por ejemplo: los perros sudan pero por el pelaje no se ve, que sudan por las patas e incluso que no sudan. Pero estas creencias no son verídicas.

La forma de refrigeración que utiliza nuestra mascota, no tiene nada que ver con el nuestro, es por ello que aunque visiblemente no percibamos que suda como nosotros sí que posee ciertos métodos de refrigeración.

Continúa leyendo este blog para conocer todos los detalles acerca de este mito.

 

¿Por dónde sudan los perros?

Nuestra mascota, no posee glándulas sudoríparas alrededor de todo el cuerpo como nosotros poseemos, por lo tanto ¿Qué mecanismos utilizan como refrigeración corporal?

Los perros utilizan distintos mecanismos para refrigerar su calor corporal. El primero que conocemos son las almohadillas, la cual es una de las pocas zonas de su cuerpo que posee glándulas.

Esto se puede comprobar, después de realizar cierto esfuerzo, podemos encontrar que nuestra mascota va dejando huellas húmedas en el suelo, lo cual, evidentemente se debe a el sudor desprendido por sus almohadillas.

Por ello, es importante un buen estado de las almohadillas de nuestra mascota, tanto prevenir futuras grietas, erosiones, rozaduras… o reparar cuando ya estén agrietadas ásperas o incluso para para heridas abiertas.

Otro método que utilizan para refrigerar es la nariz, también conocida como trufa. La cual, es ideal tener cierta cantidad de humedad, para conocer el estado de salud de nuestra mascota y ayudar a potenciar su capacidad olfativa

Pero estos mecanismos no son suficientes para refrigerar a nuestra mascota de forma completa. Por ello, el principal sistema que utilizan es la boca.

Los perros jadean para refrigerarse. Como ya hemos visto, a diferencia de las personas, ellos no tienen glándulas sudoríparas repartidas por toda la piel, así que la forma más eficiente que tienen de perder calor es mediante el jadeo.

En el cual, cuando el organismo de tu mascota detecta un exceso de calor se pone en marcha y traslada la sangre caliente hacia la zona de la lengua, la cual,  junto al vapor del agua que proviene de los pulmones, se condensa con las mucosas de la boca y la lengua, que están más frías. Esto explica los goterones que los perros acalorados dejan en el suelo al jadear.

El jadeo se produce cuando tu perro tiene exceso de calor o cuando realiza algún actividad física que le haga aumentar su temperatura corporal.

¡ATENCIÓN! Hay que tener en cuenta que si el jadeo es excesivo o tiene muchas babas este anticipando un golpe de calor que puede ser muy peligroso.

Teniendo en cuenta que la boca es uno de los organismos principales para respirar de nuestra mascota, hay que tener en cuenta el tipo de bozal que utilizamos, debido a que si no le permite jadear puede ser un serio problema para tu mascota.

¡Y recuerda! Cualquier material que necesites para realizar deporte con tu mascota la puedes encontrar en Interzoo