Hoy queremos hablaros de una fundación que nos ha robado el corazón por sus valores y por lo que aportan a la sociedad. Esta fundación es ACAVALL, y es una entidad sin ánimo de lucro que lleva a cabo terapia asistida con animales y además cuida de ellos de forma especial.

Aunque la entidad nació queriendo mejorar la calidad de vida de las personas en situación de vulnerabilidad a través de la intervención asistida con animales, a los pocos años transformó sus fines. A partir de ese momento, el corazón de la fundación se dividió en dos partes esenciales para ellos, por una parte la que cuida y da apoyo a las personas con discapacidad, o en riesgo de exclusión social, a través de la interacción humano-animal, y por otro lado, la que cuida de los animales, haciendo de puente entre mascotas sin hogar y futuras familias para una adopción responsable y duradera.

Una ambiciosa misión por cumplir.

Pese a tener un reto impresionante y complejo fijado, cada día trabajan duro para que este se vea más cerca. Su misión se basa en 3 puntos clave:

  1. Cuidar a las personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social a través de la terapia, educación y ocio, asistido todo con animales.
  2. Cuidar a los animales a través de la educación de las personas, concienciando a su tenencia responsable, y a la adopción de animales sin hogar.
  3. Implicar a la sociedad en el apoyo a las personas y animales que más lo necesitan.

Como resultado, buscan que la calidad de vida de las personas en general, tanto con discapacidad o en riesgo de exclusión social como sin ellas, y la calidad de vida de los animales sin hogar mejore considerablemente.

La  importancia de sus valores para conquistar su objetivo.

Los valores que les motivan para conseguir un reto tan ambicioso y generoso como el que tienen en mente, estos son:

Entrega. Dan lo mejor que pueden a las personas y los animales, para evolucionar juntos y que puedan tener todo lo que necesitan.

Honestidad. Acavall comunica siempre hasta dónde pueden ayudar con las intervenciones asistidas con animales, pero también hasta dónde no pueden llegar.

Empatía. Se esfuerzan en no dejar de conectar nunca con lo que necesitan las personas y animales. Eso es siempre su foco de acción y su mayor motor para seguir adelante.

Solidaridad. Se implican siempre en mejorar la realidad de las personas y animales, a las que les dedican y apoyan en sus metas, como si fueran suyas propias.

Profesionalidad: Desarrollan su profesión con el mayor rigor posible, construyendo procesos educativos y terapéuticos de calidad, que alcancen los objetivos propuestos y que de verdad, ayuden a transformar realidades.

La fundación desarrolla diferentes acciones, programas de terapia, educación y ocio asistidos con animales, así como otras actividades que suponen un apoyo para las personas con discapacidad y sus familias, y que buscan hacerles la vida un poquito más sencilla. Por otra parte desde su proyecto “La fábrica de huellas”, un espacio muy divertido donde puedes ir a tomar una “picaeta” o un rico café acompañado de tu perro, o visitar “la casa de los gatos” donde vive una colonia de felinos en adopción a los que cuidan hasta que les encuentran un hogar. En este mismo lugar, puedes comenzar los trámites de adopción de uno de ellos si te enamoras de un felino, la fundación te acompañará en todos los procesos necesarios para que todo sea una transición agradable para ambos.

A continuación os dejamos datos sobre la fundación, por si os habéis sentido reflejados y queréis colaborar con ellos de alguna forma.

http://www.fundacionacavall.com/

https://www.lafabricadehuellas.com