Con la llegada de la época de verano y sus típicas altas temperaturas, nuestras mascotas pueden verse afectadas de forma negativa por el calor intenso, sobre todo en las temibles olas de calor.

Tanto los perros como los gatos, carecen de un sistema de regulación de temperatura tan eficaz como el de las personas, por lo que son más vulnerables a problemas derivados del intenso calor.

En este artículo queremos darte consejos básicos para que tu gato se sienta más confortable y fresquito durante estos meses.

Cuidados básicos para que tu gato disfrute del verano.

1. Agua fresca y limpia a menudo.

Todos estaremos de acuerdo en que la hidratación es uno de los factores fundamentales para evitar los golpes de calor y aliviar la fatiga que genera las altas temperaturas.

Es por ello que deben contar con agua fresca y limpia cambiada a diario y que no le dé el sol de manera directa.

Sin embargo, a veces los gatos pueden ser un poco especiales a la hora de beber y mantenerse hidratados, por lo que vamos a dejarte algunos trucos para mejorar eso:

  • Coloca más de un bebedero, por ejemplo añadiendo uno de ellos en su lugar habitual de descanso.
  • Echa un par de cubitos de hielo en uno de los bebederos para tener dos temperaturas distintas de agua y que sea él quien elija cual prefiere.
  • Puedes comprar una fuente para gatos, esta tiende a conseguir que beban más.
  • Si toma comida seca habitualmente, introduce comida húmeda (latas de comida) en día dieta diaria para ayudarle a mantenerse hidratado.

2. Mantén tu hogar fresco.

El uso de ventiladores y aires acondicionados nos ayudará a eliminar la sensación de calor de nuestro hogar y hacer que nuestro gato se encuentre más fresquito y cómodo durante estos días.

Lo ideal es que el ambiente esté fresquito y evitar el aire directo hacia nuestra mascota.

3. Refréscalo durante el día.

Aunque sabemos que algunos gatos no son muy amigos del agua, en los días de calor intenso u olas de calor prolongadas, podemos intentar refrescarlo pasándole una toalla por zonas como debajo de la barbilla, patas y barriga para bajarle la temperatura ligeramente y que se sienta más cómodo.

Esta acción debemos tener especial atención por si le resultara incómodo y fuera contraproducente.

4. Un lugar fresquito solo para él.

Sabemos que a los gatos les gusta contar con un espacio propio para descansar, ese lugar debe estar fresquito, bien con ventiladores o bien con accesorios tales como una manta de gel, previamente enfriada en la nevera. Esta manta de gel es ideal si vamos a dejar a nuestra mascota sola durante unas horas sin ventilador o aire acondicionado.

5. Evita que haga ejercicio a las horas de más calor.

Tal y como lo evitamos nosotros, debemos hacer lo mismo con ellos, es recomendable que dejemos los juegos con los que nuestro gato hace ejercicio para las horas más frescas del día.

6. Evita las salidas en las horas centrales del día.

Siguiendo el consejo anterior, si nuestro gato le gusta salir al patio, balcón, jardín, etc… debemos procurar que no lo haga en las horas de mayor calor del día, y tanto lo haga a esas horas como a cualquier otra, debería de tener alguna zona con sombra para poder descansar sin estar expuesto al sol directo. Si no puedes evitarlo, tienes a tu disposición collares y arneses refrescantes para que no se sofoque en su salida.

7. Cepillado frecuente.

El cepillado de nuestro gato debería ser con más frecuencia, esto ayudará a eliminar el pelo suelto, consiguiendo reducir su sensación de calor y evitando la aparición de nudos y enredos en su pelaje.

En Interzoo tenemos todos los productos y accesorios que necesitas para que tu gato pase el mejor verano posible, visita tu tienda Interzoo más cercana y pide consejo a nuestros expertos.