Aunque siempre hay excepciones, la inmensa mayoría de las personas que tiene perro se preocupa por su bienestar, de llevarlo al veterinario regularmente y ofrecerle momentos de juego y diversión.
Los cuidados del perro no pueden limitarse a proveerle de comida, agua y cortos paseos, sino que es muy necesario seguir unas pautas para mantener un buen estado anímico y físico.

Consejos para ser un excelente propietario de un perro

Si tienes interés por mejorar la relación que mantienes con tu perro, así como desarrollar al máximo sus instintos caninos, sin duda los siguientes consejos te serán de mucha utilidad.

1.- Trata a tu perro como a un perro. Si al llegar a tu casa descubres que tu perro ha destrozado una silla, ha desmembrado el sofá o se ha comido la escobilla del water, nunca debes regañarlo por algo que, posiblemente, ha debido hacer horas antes de tu llegada.
Debido a que un perro no es capaz de entender el concepto “causa-efecto”, no va a comprender la razón de tu enojo, de modo que no deberías mostrar tu enfado durante demasiado tiempo.

2.- Que no falten los paseos diarios. Tu fiel amigo es un ser muy sociable y por tanto necesita relacionarse con otros perros y ejercitarse con regularidad.
A excepción de determinadas razas de perro, los cánidos necesitan hacer gimnasia de manera rutinaria, algo que favorece su equilibrio emocional.

3.- No descuides su salud. Todo dueño responsable conoce exactamente, o al menos con poco margen de error, el mes en el que le toca la siguiente vacuna de la rabia, desparasitaciones trimestrales  y cualquier tipo de revisión del peludo.

4.- Con el agua a cuestas. Si llevas a tu perro a todos lados sabes que no siempre es fácil encontrar una fuente para beber, por tanto una botella de agua para mantener una buena hidratación es tan importante para ti como para tu amigo.

5.- ¿Problemas con los dientes?: Ablanda la comida. Si tu perro tiene problemas dentales, es viejito o no puede morder como antes, puedes ablandar su pienso mediante líquido caliente, como caldo de pollo, y dejar reposar durante unos minutos.

6.- Revisa su estado general con frecuencia. No solo debes prestar atención a tu perro cuando adquiere una conducta extraña, sino que también debes examinar sus dientes de manera regular.

7.- Báñalo las veces que lo necesite. Si tu perro es de pelaje largo necesitará una baño con mayor frecuencia que un perro de pelo corto.
En cualquier caso puedes consultar a tu veterinario sobre este aspecto, pues te orientará en la mejor forma de bañarlo, con masajes que estimulen la dermis y se mantenga en buen estado.

8.- En caso de estreñimiento. Al igual que nos ocurre a las personas, los perros se estriñen de manera eventual, ocasionando un malestar que puede solucionarse en poco tiempo.
La calabaza es una buena aliada para combatir el estreñimiento.

9.- Mantén el saco del pienso siempre bien cerrado, pues las croquetas se ablandarán y perderán sus cualidades.

10.- Acude regularmente a tu tienda de animales para pedir consejos y mantenerte informado de las últimas novedades para el disfrute de tu mascota.

imagen