Viajar con perros: Consejos y recomendaciones

viajar con perros

Viajar con perros en coche, consejos y recomendaciones para que el viaje sea más llevadero 

Llegan unas vacaciones más y como siempre la duda nos invade. Llevárnoslo con nosotros de viaje o dejarlo en una residencia canina. Cada vez que nos vamos nos cuesta más separarnos y cada vez es más gente la que decida viajar con su mascota, por lo que desde Interzoo os vamos a dar una serie de consejos para viajar con perros. Pequeñas anotaciones que os faciliten estos viajes.

Recordad que ya tenemos en España varias webs como mascotasbienvenidas.es,  viajarconperros.es o como viajacontumascota.com, que te facilitan información en este sentido.

Los preparativos antes del viaje

La manera más cómoda de llevar un perro en el coche suele ser un transportín. Está claro que ciertos arneses de coche son más sencillos y menos aparatosos, pero lo más normal es que el perro se ponga más nervioso, por lo que la recomendación es siempre el transportín. De estos hay mil marcas y modelos, pero lo importante es que el perro pueda levantarse y dar la vuelta sobre sí mismo, de manera que vaya lo más cómodo posible.

Lo habitual para que el perro se acostumbre al mismo es tenerlo en casa unos días antes del viaje. En el mismo pondremos alguna manta sobre la que el perro se acueste habitualmente (que pueda reconocer como suya por el olor) y alguno de los juguetes favoritos de nuestra mascota. En muchos casos de manera habitual el perro accederá al transportín voluntariamente, de manera que el día del viaje no tengamos que obligarle a entrar en el mismo. En el caso de una mayor desconfianza, podemos utilizar feromonas como adaptil en forma de spray. Esto tranquilizará aún más al perro cuando esté dentro.

Cuidar nuestro lenguaje

Es importante que cuando encerremos al perro en el mismo no utilicemos un lenguaje de culpabilidad. Los perros son capaces de decodificar este tipo de entonaciones, lo cual sólo hará aumentar su ansiedad. No le estamos haciendo nada malo y como tal tenemos que usar un lenguaje de normalidad y asertividad. Cuanto más tranquilos estemos nosotros más tranquilo estará él. Si está tranquilo el viaje no podrá ser más cómodo para todos.

Comidas

Importante que el perro no se pegue un festín antes del viaje. Una comida más liviana y un poco de agua es lo único que necesita antes de emprender la marcha. Preferiblemente la comida al menos 4 horas antes de comenzar el viaje. Algo de agua pero no demasiada.

En el caso de viajar en coche es interesante que hagamos paradas cada 2 ó 3 horas y que el perro pueda beber y al mismo tiempo rehidratar su “trufa”. Bien con agua o incluso con un poco de hielo. En ningún caso mucha agua, simplemente para que pueda rehidratarse un poco.

¡Llegamos!

La manera más sencilla de desestresar a nuestro perro después de un viaje más o menos largo es un buen paseo (al menos 20 minutos) antes de entrar en la casa rural o en el hotel. De esta manera él podrá hacer sus necesidades y reconocer el nuevo terreno. Esto hará que esté más tranquilo en este nuevo hábitat. Como siempre un perro ejercitado es un perro más fácil de “llevar” en estos primeros compases de nuestra estancia en territorio “desconocido” para él. Y recordad siempre con correa y sin movimientos bruscos que lo único que harían sería ponerlo aún más nervioso.

Estamos seguros que con estas indicaciones todo será más sencillo la próxima vez que os propongáis llevároslo con vosotros. Estas aventuras son divertidas y tienen que serlo tanto para nosotros como para ellos. ¡Qué tengáis buen viaje!

Para saber más recomendaciones sobre viajar con perros puedes visitar nuestros artículos relacionados con este tema.